Día Mundial del teatro

Día Mundial del teatro

Día Mundial del teatro

El teatro (palabra que procede del griego theatron que significa ‘lugar para contemplar’) hace reír, llorar… mueve nuestras emociones y por ello, desde hace más de 50 años tiene su propio día en el calendario. El Instituto Internacional del Teatro instauró el 27 de marzo como Día Mundial del Teatro en 1961. En su primera celebración en 1962 fue el poeta, dramaturgo y cineasta francés Jean Cocteau quien había sido elegido miembro de la Academia francesa y miembro honorario del Instituto Nacional de Artes y de Letras de Nueva York, quien pronunció el famoso Mensaje Internacional del Día Mundial del Teatro.

Esta celebración de carácter anual se conmemora en toda la comunidad teatral internacional (con este motivo se suelen organizar diversos eventos nacionales e internacionales) y cada año, el Instituto Internacional del Teatro invita a una figura cultural de renombre para compartir sus reflexiones sobre el teatro y la cultura. El primer invitado fue Jean Cocteau. Le siguieron personajes como: Arthur Miller, Pablo Neruda, Richard Burton, Antonio Gala, Humberto Orsini o Darío Fo.

El primer mensaje del Día Mundial del Teatro fue pronunciado por Jean Cocteau.

 El mensaje del 50 aniversario del Día Mundial del Teatro fue realizado por el actor estadounidense John Malkovich, quién se preguntó ¿Cómo vivimos? A lo que respondió: ‘Que su trabajo sea convincente y original. Que sea profundo, conmovedor, contemplativo y único. Que nos ayude a reflexionar sobre qué significa ser humano, y que esa reflexión sea bendecida con corazón, sinceridad, honestidad y gracia’.

Dia Mundial del Teatro
MANIFIESTO DEL TEATRO

El teatro conmueve, ilumina, incomoda, perturba, exalta, revela, provoca, trasgrede. Es una conversación compartida con la sociedad. El teatro es la primera de las artes que se enfrenta con la nada, las sombras y el silencio para que surjan la palabra, el movimiento, las luces y la vida. 

Únete

TRABAJA CONMIGO

Noviembre

Noviembre

Noviembre

“- ¿Sabe por qué quiero hacer teatro?
– Realmente tengo muchísimo interés en saber por qué has venido aquí.
– Se lo voy a decir. Quiero hacer teatro porque quiero hacer algo por mí y por los demás. Quiero hacer teatro porque creo que sirve para comunicarse entre los seres humanos, porque creo que puede ser un camino hacia el entendimiento y hacia la comprensión. Por eso.
– Así que quieres cambiar el mundo…
– Pues sí, me encantaría cambiar este puto mundo. Y creo que todavía se puede.»

los verdaderos planes de Alfredo son otros; quiere crear un grupo de teatro libre, a través de performances no convencionales, improvisadas y en la calle.

FICCIONES

La estructura de una obra es siempre la historia de cómo las aves llegan a su casa volando.

Únete

TRABAJA CONMIGO